¿Cómo contratar al candidato ideal?

Pueden ser muchas las razones por las que una empresa está en busca de contratar nuevo personal, puede ser por la baja de un empleado, para cubrir el trabajo de una persona que se encuentra ausente, por la introducción de una nueva área dentro de la organización o por muchas cosas más.  Seleccionar al candidato ideal para un puesto determinado puede ser una tarea bastante complicada y un proceso bastante difícil ya que es elegir a una persona de entre muchas que han asistido a la entrevista de trabajo. El elegir a una persona que pueda trabajar dentro de las instalaciones de la compañía es todo un desarrollo de estrategias porque no sólo es pensar acerca de si el individuo es el indicado sino también se tiene que visualizar previamente las etapas que se van a implementar para la selección de la persona.

¿Por qué es tan importante buscar a la persona ideal?

La respuesta es sencilla. Si se contrata a alguien que se adapte al modo de trabajo del equipo podrá contribuir al éxito de la organización, de lo contrario, si el individuo no se puede adaptar a la forma de trabajo o no se siente como en el ambiente de trabajo, esto puede ser un gran problema para la empresa porque los niveles de productividad disminuirán. La experiencia, el conocimiento y las destrezas de las personas influyen de manera significativa en la productividad y en la calidad de la atención al cliente. Es por eso que es tan importante buscar a las personas indicadas, y para poder encontrarlas se puede hacer uso de un headhunting y realizar el proceso de selección.

Fases del proceso

Primeramente, se tienen que definir las características del puesto para saber qué es lo que deseamos cubrir con la oferta. Entre más detallado esté el puesto será mucho más sencillo clasificar y definir el puesto. Para esto, se concreta el puesto, las funciones y tareas que va a realizar, las habilidades y destrezas que se buscan, notificar acerca de los instrumentos que la empresa usa e indicar el horario laboral. Seguido por los puntos que siempre se toman en cuenta al momento de seleccionar una persona:

  • Nivel académico
  • Destrezas
  • Experiencias previas
  • Edad de preferencia

Una vez terminado este tipo de información, se debe de especificar si el reclutamiento es a nivel de público interno o externo. Si es interno el reclutamiento, se puede postular una persona del área para rotar de puesto, esto no necesariamente involucra el aumentar el saldo. A nivel externo, se pueden usar diferentes canales para que el público en general pueda conocer la oferta de trabajo. Para la preselección, se debe de analizar todos los perfiles que solicitaron unirse a la empresa para poder descartar aquellos que no cumplen con las especificaciones planteadas. 

Una vez seleccionados los perfiles, se realiza una entrevista personal para conocer un poco más a la persona, en esta fase las personas encargadas de la selección realizarán las preguntas necesarias para valorar la idoneidad. Con este tipo de proceso se puede obtener mayor información de la persona.

Una vez finalizada las entrevista, será momento de tomar la decisión y seleccionar al candidato que cubra los requisitos. Es importante que después de la selección se lleve un seguimiento de la persona para saber si su comunicación e interacción con los demás miembros es efectiva porque, cada integrante debe de ser parte del crecimiento de la empresa.